Profesora de Inglés, Psicóloga, Madre Soltera, Mujer... y en realidad he tenido otras chambas pero aquí solo doy mi punto de vista sobre lo que me pasa, les pasa a otros y nada. Bienvenidos!

domingo, marzo 29, 2009

Bellas, sufridas pero bellas

Si te pones a pensar, muchas de las formas que usamos las mujeres para "vernos bonitas" pueden ser torturas para otros.

Empezaré en base a mi modesta experiencia, queriendo mejorar la estética me lancé a ponerme los brackets y ahora pensaba en hacerme una operación a los ojos para corregir el astigmatismo extremo que tengo y la miopía no tan marcada. Sin embargo, lo sucedido hace un par de semanas es señal de NO hacerlo.

Para ponerme los brackets y poder tener una sonrisa decente, corregir los dientes chuecos y alucinar con la sonrisa Kolynos, acepté que me saquen los premolares -ya primero me habían sacado las terceras molares, llámense, muelas del juicio- todo por la ortodoncia.

En mis 34 años nunca me habían sacado una muela así que la cosa para mi fué traumática, recordando mi clásico pánico a las agujas que tuve que dejar de lado cuando salí embarazada de SEb.

Resulta que primero me sacaron las muelas del lado derecho que faltaban y entre una y otra me habían colocado un paladar razón por la cual, estuve una semana hablando como el gato Silvestre o el Pato Lucas, aunque aquí entre nos, mi inglés sonaba a Donald Duck u mi amiga me remató diciendome lo bien que hablaba Parsel xD eso si me hizo mucha gracia porque.... era cierto. Cuidate Harry!

La semana pasada en plena cita con el ortodoncista y la dentista, les dije que no podía tener más ese paladar pues, cómo iba a corregir pronunciación o peor aún, ser modelo de pronunciación con eso en la boca??!!!

Cuándo el ortodoncista dijo que serían 4 meses como mínimo para que baje el diente tal y se acomode cual... entré en pánico -again- porque eso significaba que mi lengua iba a seguir siendo interrumpida por ese paladar y... mis alumnos no me iban a entender claro, cosa que ya me había pasado en las evaluaciones :(

Me entendió el ortodoncista, me sacaron a combazos el paladar, sentí el dolor en el cerebro del cincelazo y no contaré de las lijadas sangrientas que me hizo la dentista, quien es realmente sádica.

Lo gracioso y real es que el ortodoncista se dió cuenta de lo estresada que me pongo cuando ella se pone a mi lado. Cuando ella terminó, se acercó y me dijo "Tranquila, ya estoy aqui" Cosa que no le hizo mucha gracia a ella... ches.

Bueno, nada, esta tontería de tener los brackets -incompletos pues aún no han terminado- me ha traído más penas que glorias, otra profe me decía -dándome ánimo- "Fijate que parecemos chibolas, estamos a la moda..." Ella es mucho mayor que yo, y sus brackets no se notan por, digamos, otra desviación que ella tiene.

Por querer verme bien, termino más chimotrufia de lo que era, porque además, con mis gafas nuevas, yo misma me vacilo. He descartado la idea de la cirugía, no vaya a ser que la cosa sea para mal y no para bien.
Adiós cambio de look, adiós dietas y demás, una no puede -ni debe- ir contra la naturaleza, y ya lo dice el sabio y conocido refrán "Quién nace barrigón, ni aunque lo fajen", simplemente soy Betty la Fea.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Raulín Raulón... nos dice...

¿Brackets? Yo no acepté la propuesta. Hay un momento para cada cosa, y con los brackets ya se me fue el tren de la adolescencia y el pregrado.

Para mí perder dientes, sobretodo definitivos, sería un daño irrecuperable (gracias a la amarga experiencia de un amigo: http://5anhitos.blogspot.com/2009/02/cuestion-dental-lo-que-hice-el-14-feb.html), que no vale la pena asumir por casi tres años de correción que debí hacer hace años. De todos modos, tengo como compensar mi intrincada sonrisa.

Eso sí, ese día entendí el miedo al dentista.

Mira, lo de la dieta es distinto, porque depende de uno mismo y no tiene nada que perder sino grasa, aparte de ser más útil para hombres que para mujeres. La cuestión de las imperfecciones es relativa, es sólo cuestión de cubrirlas, camuflarlas y/o presentar las ventajas...

Y eso de barrigón fajado, creo que se aplica a mí, que aún no puedo eliminar los remanentes grasientos en el abdomen, corriendo el riesgo de un rebrote de lipidez en mi VRAE personal. En fin, si la ciencia médica no pudo contra mí, fácil lo elimino.

lunes, marzo 30, 2009 1:13:00 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home